Por Enrique Huerta

Cancún, Q. Roo.- La diputada federal Patricia Sánchez aseguró que la Ley de Seguridad Interior fue hecha a petición tanto por gobernadores como por presidentes municipales para combatir a la delincuencia.

“Los gobiernos de los estados son quienes han pedido que acudan a sus estados, a sus municipios y den esa cobertura adicional que da la policía estatal y municipal, porque sienten que ese es un aspecto que mejorar la seguridad (…).

Hay muchos estados de la República que piden que no se vaya la presencia militar porque, de alguna manera, ha sido como una barda de contención para la delincuencia”

Dijo que esta ley sólo brinda el marco legal para la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles para labores de seguridad pública.

“El Ejército, desde 2007, está en las calles de muchas ciudades de la República mexicana, ese no es un secreto. Que se han cometido algunos excesos, que se han pasado de sus funciones, es cierto (…) Pero lo que se busca es legitimar la presencia de los militares en los estados y municipios que los necesiten, que los requieran, por cuánto tiempo, a qué actividad y cuántos van, dónde van a estar”

Descartó que esta ley, la cual está siendo analizada en el Senado, sirva de marco para la militarización del país.

“No es así, cada quien interpreta lo que quiere. La ley es prácticamente un manualito que se está haciendo para tranquilidad de las autoridades, que sepan dónde está la milicia para acciones específicas. Como ya sabes, hay militares en el norte, en el sur, nada más están regulando lo que ya hay (…) Que no se asusten”.

Sin embargo, criticó que las bancadas en la Cámara de Diputados del PRI y del Partido Verde hayan votado a favor en lo general, sin reservas algunas, las cuales tuvieron que ser analizadas. “Yo voté a favor en lo general, pero ya en reservas no”.

Además, dijo, que la presencia militar no sólo se da en contexto de la lucha por la seguridad pública, sino también para aplicar planes de urgencias por desastres naturales.

Compartir