Por Jesús Vázquez

Cancún, Q. Roo.-El hotel Gran Solaris dispondrá de 10,000 metros cuadrados de playa para instalar restaurante grill, albercas, andadores, estacionamientos y una cancha de usos múltiples, según el reporte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, luego de la inspección física que hizo la semana pasada en el sitio.

La dependencia informó que el proyecto denominado “Gran Solaris Cancún”, ubicado en el Lote 52-01, Supermanzana 00B, Manzana 53, de la Zona Hotelera de Cancún, cuenta con autorización en materia de impacto ambiental emitida en julio de 2017 por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Dicha autorización lo avala para la construcción y operación de un desarrollo turístico-hotelero en una superficie total del predio de 18,844.31 metros cuadrados.
Profepa informó que el responsable legal de la obra presentó la autorización correspondiente, para construir un edificio principal que albergará 450 habitaciones, así como un restaurante grill, áreas verdes, albercas, andadores, estacionamientos y una cancha de usos múltiples, en una superficie de 10,069.28 metros cuadrados.

La Profepa constató también que en la zona federal marítimo terrestre colindante al proyecto se ubica un corral de incubación de tortugas marinas, el cual cuenta con una superficie de 330.59 metros cuadrados, instalado por la Dirección General de Ecología Municipal.

Lo anterior, derivado de la autorización emitida el 13 de julio de 2017 por la Dirección General de Vida Silvestre de la Semarnat a favor de la titular de la Dirección General de Ecología del H. Ayuntamiento de Benito Juárez, en la zona federal marítimo terrestre colindante al predio donde se realizará el proyecto denominado “Gran Solaris.

Según la Profepa, el proyecto se encuentra en la etapa de preparación de sitio, realizando trabajos de sustitución del cercado perimetral, el cual delimitará la superficie de 18,765.87 metros cuadrados correspondiente al total predio, con un avance del 1% (esto considerando que aún no se ha comenzado con las obras de construcción).

El inspeccionado presentó todos y cada uno de los documentales referidos en la autorización de impacto ambiental y en las medidas de prevención y mitigación establecidas por el promovente dentro de la Manifestación de Impacto Ambiental Regional, mismos que fueron verificados, concluyendo que se están cumpliendo al momento de la visita de inspección.

Derivado de la visita de inspección en materia de Impacto Ambiental, la Profepa también observó que la vegetación encontrada en dicho predio está distribuida de forma aislada y corresponde a ejemplares pertenecientes al ecosistema de duna costera compuesto por vegetación halófila y matorral.

Se constató la presencia de como: margarita de playa, pantzil, lirio de playa, verdolaga de playa, cenizo, orégano de playa y riñonina; mientras que el Matorral costero lo componen especies como sikimay, uva de mar, ciricote de playa, lirio de playa y orejona, entre otras especies.

También detectaron vegetación secundaria y herbácea de selva baja subcaducifolia, la cual se ubica en el límite norte del predio inspeccionado, representada por especies como huaxim, tzitzilche, catzin, aaki’ts y abundantes arbustos adultos de ejemplares de salvia azul y pastos, entre otras.

Con respecto a las actividades reportadas, se observaron trabajos de sustitución del cercado perimetral, el cual delimita la superficie de 18,765.87 metros cuadrados correspondiente al perímetro total.

El cercado se encuentra en etapa de construcción o sustitución por medio de postes metálicos, los cuales son introducidos o hincados dentro del sustrato arenoso o suelo y fijados por medio de material de concreto o cemento; posteriormente a estos le son colocadas unas láminas galvanizadas.

La Profepa confirmó además que para la realización de estas actividades, se dio el aviso correspondiente mediante el escrito cuyo asunto refiere: “Aviso de inicio de actividades”, presentado ante Semarnat el 8 de noviembre del año en curso.

Por último, la Profepa informó que mantendrá la vigilancia en la zona para verificar el cumplimiento de la normatividad ambiental aplicable y así garantizar la conservación, protección y el cuidado del medio ambiente.

Compartir