Por Jesús Vázquez

Cancún, Q. Roo.-El titular de la Procuraduría Ambiental de Quintana Roo, Miguel Nadal, dijo que la dependencia no tiene injerencia en el asunto del Gran Solaris, lo mismo que la Secretaría de Medio Ambiente estatal, ya que se trata de un asunto de corte federal.

El funcionario dijo sin embargo que se deberá verificar muy puntualmente que los promoventes de este hotel cumplan con las condicionantes bajo las cuales fue aprobado este proyecto, el cual ha causado gran molestia entre la población por tratarse de un predio al que concurren muchas personas a lo largo de todo el año.

En cualquier caso, dijo, la verificación y eventual sanción de obras que no cumplan con las condicionantes ambientales tendrán que ser observadas por la Semarnat y en su caso por la Profepa, es decir, instancias federales, ya que al tratarse de un ecosistema costero salen de la jurisdicción estatal para recaer en manos de la federación.

Compartir