Por Edmundo Hernández.
Tizimín, Yucatán.

Hay personas que no trabajan y les gusta vivir a expensas de otras, señaló el comandante Federico Cuesy Adrian, director de la Policía Municipal de Tizimín, ante los imparables robos en casas de fraccionamientos y negocios.

“Si se dan robos todos los días definitivamente, no solo se dan no es propio de Tizimín, es la condición económica que está viviendo muchas veces la gente, hay quienes no trabajan ni quieren trabajar, le gusta vivir a expensas de que si trabajan entonces eso son lo que andan robando, pues nosotros estamos haciendo lo propio con el servicio de vigilancias, tanto en el fraccionamientos en el día, estamos al pendiente”

A la población tizimileña le causó enojo, en las redes sociales, saber que por una fianza de $2,500.00 la Policía Ministerial haya puesto en libertad a Marco Ambrosio Pino, un joven de 18 años que robó la madrugada del pasado sábado dinero en efectivo y equipo de sonido de un gimnasio, así una laptop de una cocina económica y arrancar cables de una panadería donde lo hallaron infraganti; todos los negocios están situados en la misma zona del Centro.

Lo que sucede en el nuevo sistema de justicia penal, explica el comandante, es que cuando el juez de control transfiere al Ministerio Publico el caso a averiguar o al detenido antes de ponerlo a disposición de algún penal, observa si cuenta con los requerimientos para enjuiciarlo.

“O en su caso reunir esas pruebas, pero para reunir esas pruebas no nos alcanza más porque el tiempo que da la propia constitución es de unos cuantos días para estar en calidad de detenido y ese tiempo no basta para poderse comprobar el ilícito, se debe comprobar un ilícito ‘así dice el nuevo sistema’ para que se pueda castigar a la persona sin que se ponga en riesgo de que sea inocente, esa es la situación real, entonces la juez de control puede otorgar un pago de indemnización y la persona lo paga si accede”

Sin embargo el proceso continúa, recalcó Cuesy Adrian, o sea, en cualquier momento podrían detenerlo otra vez, subrayó.

Mientras tanto, Kira Gamboa, propietaria del gimnasio donde robaron, difunde a través de su cuenta de Facebook la imagen de Ambrosio Pino para que sea compartida y la gente lo conozca y se prevenga de él. El ladronzuelo tiene un historial delictivo cuando era menor de edad.

Compartir