Por Cecilia Solís
Policiacas

Dos trabajadores de limpia se llevaron el susto de su vida, al hallar en un camellón de la céntrica avenida 20 de noviembre, con Costa Maya, una granada de fragmentación, misma que cuenta con la espoleta y se presume que fue arrojada ahí desde un vehículo en marcha o bien por alguna persona que pasaba en el lugar, de inmediato el lugar fue acordonado por las autoridades, arribando elementos de la policía municipal, policía judicial del Estado y elementos de la zona militar, quienes estos últimos aseguraron el artefacto explosivo, que de haber explotado alcanza un radio de 30 metros, afirmaron las autoridades.
El reporte se dio cerca de las 10:00 de la mañana cuando, Rodrigo Bustos y Abel Morales, quienes se encontraban realizando trabajos de limpieza en la zona, al estar levantando la basura se percataron del artefacto, por lo que de inmediato dieron parte a las autoridades, quienes tomaron el control de los hechos.

Compartir