Por Blanca Silva

La agencia de calificación crediticia HR Ratings modificó a la alza de BBB- a BBB la calificación de la deuda de Quintana Roo, luego de analizar el comportamiento de las calificaciones subnacionales en 2017, en las que destacan las alzas de Nuevo León, Yucatán, Jalisco, Quintana Roo, Coahuila y Colima, así como las calificaciones iniciales de Zacatecas, Durango, Monterrey, San Pedro Garza García y Pachuca.

En el caso de Quintana Roo, la revisión al alza de HR BBB- a HR BBB se debe principalmente al buen desempeño del Balance Primario (BP) del Estado en 2016, así como a las expectativas de que esto continúe, luego de que al cierre de 2016, se observara un superávit en el BP del estado por 4.4% de los Ingresos Totales (IT), debido principalmente a la disminución del Gasto no Operativo del Estado.

De acuerdo con las políticas que actualmente está implementando para la contención y reordenamiento del gasto, así como a las acciones para mejorar su recaudación de Ingresos Propios, HR Ratings espera que el BP se mantenga en un superávit promedio de 3.3% para los próximos años.

Sumado a lo anterior, en enero de 2017 el estado terminó con el proceso de reestructura de su deuda que inició durante el último trimestre de 2016, con lo cual HR Ratings espera que el Servicio de Deuda como proporción de los Ingresos de Libre Disposición (ILD) que son las Participaciones Federales más los Ingresos Propios, en 2017 sea 13.9%, mientras que en la revisión anterior se estimaba un Servicio de Deuda (SD) a ILD en 2017 de 17.4%.

Por otra parte, aunque la Deuda Neta a ILD disminuyó de 173.5% en 2015 a 164.3%, nivel que refleja un alto nivel de endeudamiento, la totalidad de su deuda es estructurada a largo plazo, lo cual disminuye el riesgo de impago, además de que no se espera la adquisición de financiamiento adicional, por lo que HR Ratings espera que en 2017 la Deuda Neta a ILD sea 150.4%, por lo que le dará seguimiento a lo anterior con el objetivo de identificar cualquier desviación importante en relación con las expectativas.

Adicionalmente, la agencia calificadora modificó también a la alza las calificaciones de las deudas de los municipios de Solidaridad y Othón P. Blanco de BB+ a BBB-, dentro de lo cual el municipio capitalino se colocó entre los cinco municipios que obtuvieron una calificación en grado de inversión al presentar una disminución en su nivel de endeudamiento, ya que las métricas de Deuda Neta y Obligaciones Financieras sin Costo

decrecieron de 2015 a 2016, en línea con los superávits reportados en cada entidad a través de un buen control sobre el gasto y un adecuado desempeño en sus Ingresos de Libre Disposición (ILD).

Compartir