POR ROBERTO MEX CHIMAL
KANTUNILKÍN

Jorge David Canul Balam, representante de la Comisión Nacional Forestal en la zona norte, sostuvo que para prevenir los incendios forestales es necesaria la activa participación de los ejidatarios y propietarios de predios.

El entrevistado, luego de inaugurar una serie de talleres dirigido a representantes ejidales de Chiquilá, San Ángel, Solferino y Kantunilkín, el funcionario lamentó la poca importancia que le dan al asunto de la prevención de incendios forestales, de los cuales aún no hay conatos.

Las actividades inauguradas ayer miércoles concluirán hasta mañana viernes para luego, del siete al nuevo de este mismo mes se realice otra capacitación que tendrá como sede la alcaldía Ignacio Zaragoza para atender a todas las poblaciones circunvecinas.

Canul Balam, dio a conocer que en los cursos de capacitación a los asistentes se les enseña técnicas para prevenir incendios, para combatir y también para aprender a utilizar modernos equipos como es el caso de una llamada “Mark 3” con lo que se puede extraer agua de un cenote para apagar las llamas.

Por ello el representante de la Comisión Nacional Forestal en la zona norte exhortó a todas las autoridades ejidales a asistir a los cursos de capacitación o en su caso manden a algún representante para que ellos a su vez informen de las actividades a los demás ejidatarios.

Explicó que los primeros en combatir los incendios forestales deben ser los ejidatarios ó dueños de predios, luego corresponde al núcleo ejidal, luego a las autoridades municipales, posteriormente a las estatales y ya de último a las federales, pero reviró que en la práctica pasa todo lo contrario.

La jornada inaugural se realizó en el club social ejidal con la asistencia únicamente de representantes de los ejidos Solferino y Kantunilkín, de ahí el llamado del funcionario federal para que haya más interés de parte de las autoridades ejidales.

Compartir