Por Ovidio López
Isla Mujeres

Hay desconcierto de las familias de las dos niñas que fueron violadas y ultrajadas hace dos años por un empleado municipal, recién liberado por el juez, por la poca comunicación que hay con el fiscal que lleva el caso antes que venza el plazo, en tanto abogados del DIF ya intervienen para que el recurso se interponga.
Las madres de las menores, Judith Gerald Avilés Vázquez y Margarita Uh Uh, cuestionan la actuación titubeante del fiscal Víctor Bustos que a pesar que tuvo conocimiento a tiempo de la liberación del acusado Julio Nemecio Cahun Chan, de 40 años, nunca informó ni presentó recurso de inconformidad, “parece que deliberadamente se deja pasar tiempo, en situación muy contradictoria cuando este viernes vence el plazo”, señalan.
Ya obtuvieron las mamás copias de la orden de libración que tuvo efecto el pasado 30 de abril, a las 13 horas, según diligencia que obra en la causa penal 33/2008, ahí el juez Nicolás Pinzón Ávila resolvió que el acusado “no es penalmente responsable del delito de violación” y por lo tanto “se ordena la inmediata y absoluta libertad”, cuya resolución, los afectados no están conformes.

Compartir