POR ROBERTO MEX CHIMAL
KANTUNILKÍN

Quizás sea por confusión, pero resultó indignante lo que le sucedió a una vecina de puerto Chiquilá, en el Municipio Lázaro Cárdenas, cuando la reciente factura de consumo llegó arriba de más del mil por ciento de aumento.
Irene Camacho García, generalmente pagaba entre 150 a 200 pesos (el último recibo fue de 162 pesos), pero en esta ocasión casi se infarta cuando la facturación fue de 37 mil 269 pesos, una cantidad estratosférica tomando en cuenta que no posee demasiados aparatos electrodomésticos ni cuenta con algún negocio.

La afectada consideró que se trata de un abuso de la Paraestatal debido a que, aunque se tratara de una confusión, hay otras familias que quizás estén pasando por el mismo problema, pero se ven obligadas a pagar la facturación debido a que la diferencia no demasiado alta como en esta ocasión.
Camacho García, pretende convocar a los habitantes para que de nueva cuenta se manifiesten en contra de la Paraestatal como una forma de presión para evitar, no únicamente los elevados costos sino también los constantes apagones que sulfatan los aparatos electrodomésticos.
Las quejas han sido constantes en contra de la CFE debido a que en esta ciudad también hay problemas por los apagones que de manera consecutiva se registran, al grado de que la colonia Miguel Borge Martín registra los dos apagones más prolongados, uno de ocho horas y otro de cinco.

Compartir