Por Edmundo Hernández.
11 de Junio del 2013.

Diversos sectores de la sociedad yucateca, están manifestando su indignación ante los errores que están saliendo en la impartición de justicia de los llamados juicios orales, tremendos errores en la estructuración de esta nueva ley están demostrando que los juicios orales benefician más a los delincuentes que a las víctimas, la semana pasada la policía municipal de Valladolid detuvo a una banda de delincuentes pero a las pocas horas fueron dejados en libertad por los elementos que aplican la impartición de justicia.

La fiscalía manifestó que los ex detenidos no fueron apresados en flagrancia motivo por el cual su detención fue ilegal esto de acuerdo a las lecturas que los encargados de la impartición de justicia, y a pesar que se les encontró 6 dosis de droga los dejaron libres.

La misma semana pasada el sub director de seguridad pública Antonio Tejeros Villanueva detuvo a Miguel Ángel Batún Poot en el interior de la casa marcada con el número 208 sobre la calle 37 entre 64, 66 Propiedad de la maestra Maricela Arceo, en plena flagrancia y con las manos en la masa, alhajas de oro con una valor aproximado de $15 mil pesos, 2 cámaras fotográficas, 1 laptop.

Pero igual que la historia anterior los flamantes encargados de impartir justicia en el oriente de Yucatán lo dejaron libre, a las pocas horas, en esta ocasión alegaron que el delito no se consumió y por eso lo dejaron libre, esto demuestra que los que imparten la justicia en los juicios orales, tienen dos medidas para la aplicación de la justicia y de acuerdo a su visión es la que aplican, los hechos están a la vista.

Esto debe prender los focos en el poder judicial porque, la delincuencia se va a disparar, ya que los ladrones saben que si los detienen con los juicios orales los dejaran libres para seguir su carrera delictiva, ojala y estos delincuentes que están siendo dejados en libertad no vayan a matar en el futuro a personas inocentes que tengan la desgracia de cruzarse en el camino de estos infractores de la ley.

Compartir