Por Basilio Arévalo
Informativo Turquesa

Este mes de octubre, en el inicio del último trimestre del año, los sindicatos de taxistas de Quintana Roo renovarán sus dirigencias, solo que a diferencia de antaño, cuando operaron como gremios al servicio de gobernantes en turno y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en este período con un gobierno surgido de institutos políticos de oposición, el panorama que pinta es otro.

Y es que por décadas, los sindicatos de taxis del estado han servido como bastión político de los partidos en el poder y operado como una poderosa e influyente estructura para los procesos electorales federales y locales.

Quintana Roo tiene hoy 17 secciones sindicales (sindicatos) que agrupan a poco más de 32 mil concesionarios y 61 mil operadores, casi 100 mil familias dependen de este sector que nació con la Sección Primera, con sede en Chetumal; la segunda, en Felipe Carrillo Puerto; y la tercera sección en Cozumel y así sucesivamente. Todas las secciones sindicales están agrupadas en el Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), que en junio pasado eligió a Antonio Domínguez Olán como líder en sustitución de Eduardo Peniche Rodríguez, quien estuvo al frente por más de 12 años.

En entrevista con la Revista Digital Informativo Turquesa, el también secretario general saliente del Sindicato de Taxistas “César Martín Rosado”, de Puerto Morelos, Antonio Domínguez Olán, señaló que las nuevas dirigencias entrarán en vigor el 1 de enero de 2018, y su período concluirá el 1 de enero de 2020.

Recordó que las asambleas generales de cada gremio concurrirán a partir del primer domingo de octubre, en las cuales se lanzarán las convocatorias.

La campaña incluirá 30 de días de proselitismo iniciando el 23 de octubre y concluirá el 23 de noviembre a las 23 horas. La votación será el 25 de noviembre.

Aspirantes a contender por las dirigencias en cada gremio han señalado que las últimas tres directivas han sido una extensión de gobiernos municipales y estatales, pero también imposición de gobernantes en turno. Responsabilizan a varios líderes de haber salido millonarios, transgredir los principios de la familia taxista y provocar un caos en lo referente al ordenamiento vial de las ciudades turísticas.

La voracidad es manifiesta en cada proceso para renovar dirigencias. Al cierre, se informó que Domínguez Olán, también regidor de la Comisión de Seguridad Pública y Transporte en Puerto Morelos, apelará el voto de confianza establecido en estatutos para reelegirse, solo que por tercera ocasión. Con esta “decisión” y si el voto de los socios le favorece, Domínguez Olán sería el primer secretario de un sindicato en repetir el cargo consecutivamente, además de que de forma alterna tendría el control de los 17 gremios en la entidad.

BENITO JUÁREZ
El Sindicato de Choferes, Taxistas y Similares del Caribe “Andrés Quintana Roo”, con 44 años de fundación, es el más numeroso del Sureste. Es una agrupación que tiene a más de ocho mil socios y 15 mil operadores. Es un sindicato sui-géneris, porque está conformado por los concesionarios de taxis. Es un gremio poderoso, no solo por los recursos que maneja sino por su indudable peso social y político.

Cada vez que se avecina la renovación de la directiva taxista, surgen los grupos que se disputan el control de esta asociación plural en todos los sentidos y, aunque son muchos los intereses que asoman la cabeza, hay otros que la esconden, pero los aspirantes a dirigir ingenian y se valen de todas las estrategias y argumentos para demostrar realmente si buscan servir a los miembros de la agrupación o quieren servirse a sí mismos.

En el municipio de Benito Juárez y la ciudad turística de Cancún, varios dirigentes del sindicato han engrosado las filas de los nuevos ricos. Lo primero que han hecho es adquirir casas nuevas (incluidas las casas grandes y las casas chicas). El servicio es ampliamente utilizado por miles de personas, los taxis forman parte de la vida cotidiana de miles de cancunenses, además de formar parte de la vida turística. Pero en sí, el gremio es un ente político. Depende del gobierno 100 por ciento, las concesiones son otorgadas para usufructo, que se supone no se venden, pero todo se comercializa.

Eric Castillo Alonso, secretario general en Benito Juárez, recordó que hay casi ocho mil socios concesionarios, el patrimonio lo conforma una extensa sede sindical, instalaciones deportivas, auditorio, gasolinera, la transportadora turística al aeropuerto Green Line, la Transportadora Terrestre del Estado (TTE) que operan las Urvans y los autobuses de la línea Maya Caribe.

“El sindicato tiene un corporativo de empresas manejadas por los propios socios. Y un excedente para cada una de ellas es renovado cada tres años, dependiendo del comité, cambian las gerencias en todos los departamentos. El comité está formado por 28 directivos que ocupan 28 puestos o carteras”, detalló el líder taxista cancunense.

Explicó que existe una Secretaría General Adjunta, un secretario del Interior, un secretario del Exterior, dos secretarios de Actas y Acuerdos; dos en la Secretaría de Finanzas, seis en la Secretaría del Trabajo y dos en la de Conflictos. Además, están los gerentes de las empresas, estas gerencias las ocupan los socios, un titular de la Comisión de Fondo de Invalidez, uno en la Comisión de Honor y Justicia y uno en la Comisión de Vigilancia.

En la práctica es el titular de la Secretaría General Adjunta el que maneja el sindicato, el que toma las decisiones internas. El secretario general es el que hace el trabajo político y los enlaces con empresarios, su presencia casi no se tiene en la sede gremial. Además, hay dos cuerpos de delegados: del Trabajo, con 70 miembros, y en Conflictos, con 32. En la TTE, que es la empresa de las Urvans, hay 20 delegados y se cuenta con 42 patrullas.

TULUM
Un grupo de taxistas piden que el Comité Electoral emita convocatoria y que el actual dirigente, Irán Zapata Hipólito, renuncie para competir en igualdad de condiciones.

Los inconformes, socios del Sindicato de Taxis “Tiburones del Caribe”, sostienen que la directiva actual incluyó a martillos sin consultar en ninguna asamblea, lo que presumiblemente fue una venta de concesiones. Han reclamado el cobro que afirman se realizó pero la directiva no ha informado nada, por lo que añaden manipulación de la base sindical a base de sobornos o cobro de favores para la elección del 25 de noviembre.

PUERTO MORELOS
Este domingo 1 de octubre, durante la Asamblea General, los 400 concesionarios del Sindicato de Taxis “César Martín Rosado” conocieron la convocatoria para renovar la dirigencia sindical que ocupa hoy Antonio Domínguez Olán, de cara a los comicios del 25 de noviembre.

Hay dos aspirantes: Jorge Castro Tapia, quien renunció a la cartera de Propaganda tras expresar su legítima aspiración para contender por la Secretaría General. Anticipó que su plataforma se basará en conservar las concesiones, el seguro automotriz y auxiliar a los socios que no residen en el municipio en el cobro de las cuotas a los operadores. La segunda aspirante es Yazmín Vivas Chan, concesionaria de hace más de 10 años, quien ha ocupado parte de su tiempo en abanderar polémicas causas en oposición al Gobierno Municipal.

ASPIRANTES EN CANCÚN
Erasmo Abelar Cámara
El pasado 21 de agosto, Erasmo Abelar Cámara presentó su renuncia al cargo de secretario general adjunto en el Sindicato de Taxis “Andrés Quintana Roo”. Renunció al tiempo de expresar su aspiración para buscar la Secretaría General y relevar a Eric Castillo Alonso.

“Lo haremos con libertad, como marcan los estatutos en un marco de cordialidad y lucha democrática”, dijo ante 200 concesionarios que respaldaron su aspiración política. De él habla bien su esposa, Socorro González Gómez (también socia), quien dice que Abelar ha cumplido al gremio durante más de 15 años, ocupando diversas carteras.

Por su parte, Eric Castillo Alonso dijo que esta renuncia es bien aceptada, porque todos los que tienen aspiraciones a sucederlo en el cargo tienen ese derecho y es respetuoso de las decisiones que asuman, siempre y cuando sea en un marco de legitimidad y respeto.

Erasmo Abelar dijo que apuntalarán estrategias para procurar un servicio de mayor calidad, medidas preventivas para la seguridad de operadores y usuarios, pero, ante todo, fortalecer su lucha jurídica contra Uber y otras plataformas electrónicas que operan ilegalmente en la ciudad en perjuicio directo de miles de trabajadores del volante y sus familias.

Manuel Pérez Mendoza
El segundo de los aspirantes es Manuel Guadalupe Pérez Mendoza, quien ya fue secretario general durante el período 2009-2011, el cual finiquitó en medio de un escándalo por señalamientos de enriquecimiento ilícito al colocar la estructura gremial no solo al servicio del PRI, sino al servicio personal de candidatos de ese partido.

Sin embargo, “Manolo” Pérez recordó que cuando dirigió el gremio se logró pagar una deuda con el Aeropuerto Internacional de Cancún por 28 millones de pesos; se logró una ruta de Maya Caribe hacia la Zona Hotelera y se aumentó a 50 mil pesos el Fondo de Invalidez, además de que por primera vez se hizo una fiesta de 15 años para 300 hijas de choferes “martillo” con el dinero recaudado por las damas voluntarias.

“Los 30 días de campaña apenas y darán para buscar el consentimiento de ocho mil 500 socios que tiene el sindicato en la Península, incluidos los que viven en Valladolid, Temoztón, Cozumel, Carrillo Puerto y Chetumal”. Pérez Mendoza, pese a su condición priísta con una militancia de años, dice que hoy teniendo un gobierno estatal de oposición, logrado por Carlos Joaquín, se tiene que hacer un trabajo que demuestre resultados, de forma abierta y democrática.

Armando López Cáceres
El tercer aspirante es Armando López Cáceres, quien también fue líder del sindicato en el período 2004-2006. Expresó: “Las tres últimas directivas han sido una extensión de lo que fue el Gobierno del Estado y los resultados ahí están”.

Agregó que hoy se puede ver la saturación de rutas y el exceso de concesiones, lo que ha provocado un caos en lo que se refiere al ordenamiento del transporte en Cancún, lo que afecta a la familia taxista ante la falta de un rendimiento económico. “Estas tres administraciones hicieron todo, menos velar por los intereses reales ni el patrimonio de los socios”, abundó.

Alejandro Peralta Chávez
Es el cuarto aspirante. Fue secretario del Exterior en 2016, pero abandonó el cargo sin presentar la renuncia correspondiente.

UBER, EL FACTOR DE GUERRA QUE LOS UNE
El FUTV mantiene la batalla contra la incorporación de Uber, con el fin de evitar su expansión y asegurar el control de una de las plazas más rentables del país. Esta batalla violenta cumple un año este septiembre de 2017. La cacería de choferes privados ha ido incrementando conforme avanzan los meses, ha derivado en agresiones, golpes, amenazas e incluso, un muerto: Adán Isaí Tec, de 22 años, quien falleció en enero después de una persecución por parte de elementos de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), a la que conductores independientes acusan de estar coludidos con el sindicato de taxistas.

Que taxistas y Uber se peleen por una plaza no es nuevo pero el nivel de violencia en Cancún ha generado hechos inusitados, la plataforma digital ha presentado 22 denuncias penales y tres ante la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo) por agresiones sufridas.

Desde 2016, una decena de choferes han sido enviados al hospital, por diversas lesiones como resultado de las palizas propinadas por taxistas, pero no ha habido respuesta alguna. En Cancún, el sindicato dice estar protegiendo las fuentes de trabajo de sus agremiados. Eric Castillo, secretario general, dijo que Uber daña a los taxistas, a los concesionarios y al orden del transporte.

Cierto es también que prevalece un fuerte incentivo económico para defender la plaza. Tan solo en la ruta Zona Hotelera-aeropuerto, el sindicato se embolsa cientos de millones de pesos, pues cada viaje se cobra en 700 pesos mínimo; hay 740 mil 347 pasajeros internacionales y 295 mil 28 pasajeros nacionales, según el reporte del Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) hasta febrero 2017.

Las multas pagadas por Uber al estado ascienden a 76.6 millones de pesos por la detención de mil 288 autos hasta el pasado 10 de febrero. Roberto Rubio Sánchez, presidente de la Asociación Mexicana de Transportadoras Turísticas, A.C. (Amstranstur), también se suma a la guerra contra Uber: “Tenemos permisos para operar unidades en el aeropuerto, puertos marítimos y marinas, todas son zonas federales. Uber está entrando sin seguro para el usuario y la unidad”.

Asegura que Uber viola el Artículo 31 de la Ley de Transporte, Vialidades y Carreteras del Estado de Quintana Roo, que establece que los vehículos de servicio público son los que utilizando vías y carreteras del estado perciben remuneración económica por realizar el servicio y a la vez cubren las necesidades que en materia de autotransporte se requiera. “Al tú prestar un servicio de transporte, no lo puedes catalogar privado al momento que cobras una remuneración por ella”.

En el Artículo 12 se entiende por servicio público de transporte instalaciones, sitios y terminales, y los vehículos que perciben remuneración por prestar dicho servicio.

Compartir