Por Alejandra Vázquez

Cancún, Quintana Roo.-La postura del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, a la cual pertenece la concesionaria Transporte Terrestre Estatal (TTE), aceptó dialogar en una mesa de trabajo con autoridades del Gobierno del Estado, aunque anticipó que están en desacuerdo a que se les frene el aumento.

Luis Miss González, vocero del gremio taxista, dijo que el aumento de tarifa que se les autorizó en junio de 2016 fue de cuatro pesos, pero como no querían afectar a la sociedad, se esperaron hasta ahora para hacerlo pero solo en un 50%, debido al alza inflacionaria la cual ha afectado a operadores y socios del gremio.

Asimismo, aseguró, que para ellos significa un costo político que no quieren asumir; sobre la primera reunión para analizar el aumento será el próximo jueves, pero advierte que no darán marcha atrás.

Compartir