Por Kermith Zapata
Cozumel, Q. Roo.- Establecimientos de comida rápida y restaurantes que operan en el centro de Cozumel, invaden con sus motocicletas de reparto las aceras por donde circulan los ciudadanos, turistas y personas en sillas de ruedas, con la complacencia de las autoridades municipales, ya que los agentes de tránsito no se toman la molestia de pedir que las estacionen de manera correcta, por lo tanto, generan una mala imagen de este destino turístico.

La Avenida Adolfo Rosado Salas, principal vía de traslado de los vehículos hacia las colonias populares y la Carretera Transversal, únicamente cuenta con un carril de circulación, por lo tanto, las motocicletas de reparto no cuentan con espacios para estacionarse, de tal manera que invaden el área peatonal, afectando a las personas que visitan la zona, ya que las cajas traseras donde transportan la comida rápida ocupan mucho espacio.

Ante esta situación, los turistas y cozumeleños que caminan por la zona, se tienen que bajar al arroyo vehicular ante el riesgo de resultar atropellados por los automovilistas que circulan por la vialidad, mientras los agentes de tránsito están ocupados en extorsionar o infraccionar a los motociclistas que no hayan cumplido con el programa de reemplacamiento y renovación de la tarjeta de circulación.

Compartir