POR CECILIA SOLÍS
CANCÚN

Un joven de 26 años de edad, perdió la vida extrañamente al interior de una cisterna ubicado en los departamentos denominados Hacienda de la región 93.
Los padres de la víctima comentaron que desde hace un año el joven, que dejo en la orfandad a cuatro menores de edad, fue abandonado por su pareja sentimental y desde ese momento se dedico a ingerir bebidas embriagantes. El occiso respondía al nombre de Jesús Rubén García Ruano, originario de Guerrero, quien se dedicaba a ser comerciante de los tianguis. Sus padres aseguraron que no creen que este hecho sea un accidente.

Compartir