POR ABRAHAM COHUO
CANCÚN

Kalimba Kadjaly Marichar Ibar ingresó a las 5:18 al Centro de Readaptación Social Cereso de Chetumal bajo un fuerte dispositivo de seguridad implementado por Policías Federales, Estatales y Judiciales.

El avión con matrícula XC-LKN de la Procuraduría General de la Republica, partió del aeropuerto de ciudad Juárez alrededor de las once con 55 minutos y voló sin escalas a esta capital.

A las tres de la tarde con 45 minutos, el avión tocó pista y de manera casi inmediata ingresó al hangar de la Procuraduría General de la Republica, donde ya era esperado por elementos de la Policía Judicial del Estado.

Kalimba estuvo en el hangar aproximadamente una hora, tiempo en el que los agentes federales realizaron los trámites para entregarlo a la Policía Local.

A las cuatro con 45 minutos fue llevado a la Procuraduría General de Justicia del Estado donde se le practico un estudio médico.

17 minutos después fue trasladado al Centro de Readaptación Social en con convoy integrado por al menos 20 patrullas de las Policías estatal, judicial y Federal, su ingreso fue registrado a las cinco con 18 minutos.

Kalimba vestía un pantalón de mezclilla color negro, una camisa azul cielo y una chamarra oscura, lentes de aumento y un gorro azul marino sobre la cabeza.

El subsecretario de Seguridad Publica, Didier Vásquez Méndez, aseguró que Kalimba estará recluido en un área de diagnostico donde se le practicaran estudios médicos y psicológicos y si en el termino constitucional de 144 horas, el Juez Segundo Penal, Daniel Esteban Farah Godoy le dicta el auto de formal prisión sería incorporado con la Población general al interior del Cereso de esta capital.
Las pertenencias de Kalimba, una computadora portátil “Macbook”, una guitarra y una mochila color oscuro se quedaron bajo resguardo de las autoridades penitenciarias.

Según el Subsecretario de Seguridad Pública, Didier Vásquez Méndez, Kalimba podrá recibir tanto la visita de su abogado como de sus familiares en los horarios establecidos para tal efecto.

Al salir del área donde fue fichado, Kalimba realizó un leve saludo con la mano a los representantes de los medios de comunicación, locales, nacionales e internacionales que cubrian la nota de su detención. Se le veía tranquilo y sumamente relajado.

Compartir