POR ABRAHAM COHUO
CHETUMAL

“Gracias a Dios, mis abogados y fans…se hizo justicia” dijo Kalimba con lagrimas en los ojos, instantes después de que el secretario de acuerdos Francisco Ofelio le notificó el auto de formal libertad que dictó el Juez Segundo Penal, Daniel Esteban Farah Godoy al no encontrar elementos suficientes para procesarlo por el delito de violación.

Una hora después el Procurador Francisco Alor Quezada, anunció que no apelara dicho fallo y se retractó del ejercicio de la acción penal en contra de Gerard Manel Aguilar, el joven promotor musical Chetumaleño a quien se le imputaba el delito corrupción de menores.

Después de analizar el expediente desde las cinco de la tarde del pasado miércoles, el Juez Segundo Penal, Daniel Esteban Farah Godoy emitió su veredicto a eso de las siete de la mañana.

Sin embargo, fue hasta las 7:50 horas, cuando el personal del Juzgado Penal, solicitó la presencia de Kalimba en la rejilla de prácticas de la Secretaría de Acuerdos Pares.

Francisco Ofelio le leyó los “considerandos” al artista, y en la parte medular del acta explicó “el Juez Segundo Penal, licenciado en derecho Daniel Esteban Farah Godoy dicta auto de formal libertad a Kalimba Kadjhaly Marichal Ibar…notifíquese y cúmplase”.

En ese momento el artista estalló en llanto, estrechó la mano de sus abogados Elizer García Macdonel y Rodrigo Cejudo, se escucharon aplausos, gritos de los representantes de los medios de comunicación que se dieron cita desde temprana hora para realizar la cobertura de la noticia.

Kalimba agradeció a Dios, sus abogados y fans, de estos últimos por el apoyo brindado durante el tiempo que estuvo recluido en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Chetumal.

Minutos después fue escoltado por un elemento de la Policía Estatal hasta su celda, en tanto que la notificación fue entregada al director del penal Rodolfo Herrera Barron, quien a su vez ordenó al Director Jurídico del Cereso de la Capital para que realizara el oficio de liberación de Kalimba.

Compartir