Por Ovidio López
Isla Mujeres

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) reconoce un diferendo con Vida Silvestre sobre el manejo de la biósfera del Tiburón Ballena, pero que ya se corrige el problema y se ofrece emitir un comunicado conjunto la semana entrante sobre la capacidad de carga de la reserva, informó Francisco Remolina, titular del sitio.
Agregó que efectivamente ambas dependencias tenían tiempos diferentes de arranque de la temporada de avistamiento, Vida Silvestre autorizó el ingreso el pasado 16 de mayo, mientas que la Conanp lo hizo hasta el 1º de este mes, y no se trata de dividir en dos las políticas de incursión a la biósfera de 126 mil hectáreas, dijo.
Por eso ya hay comunicación con el director de Vida Silvestre, Martín Vargas, para ponerse de acuerdo y ajustarse a la normatividad vigente, cotejándose información sobre el listado de botes autorizados a ingresar durante toda la temporada de poco más de 100 días en que dura alimentarse de plancton los especímenes migratorios en la región.

Compartir