La fuga de cinco internos del penal de Cancún, quienes tranquilamente salieron por la puerta principal el pasado 31 de diciembre por la noche, pone de manifiesto la falta de seguridad y control de los internos de esta cárcel, y hasta el momento las autoridades se niegan a dar declaraciones al respecto, solo se sabe que dejaron el penal cuando el director jurídico recibió un oficio de libertad, sin verificar que este sea real.

Compartir