La Semarnat desmiente que el programa “pro-árbol” sea un fracaso, ya que cumple con los parámetros internacionales.

Compartir