POR MARTHA CABALLERO
PLAYA DEL CARMEN

Cansadas de tocar varias puertas para recibir un apoyo prometido con la única finalidad de recibir una indemnización para sostener la educación y alimento de dos menores de edad, este jueves las señoras Martha Ruedas y Auria Alvares Cano, junto con los menores, aseguraron que se mantendrán en el acceso principal del hotel “Grand Riviera Princess” y no se moverán hasta que la empresa de les responda, ya que durante la única entrevista que sostuvieron con el personal jurídico del lugar, lo único que les ofrecieron es un deposito quincenal de mil pesos durante los próximos 20 años, lo que señala la viuda que ni para la comida les alcanzará, por lo que toman la decisión de apostarse de manera definitiva a las afueras del lugar.

“No me voy a quitar de aquí hasta que no se arregle esto, que intervenga el gobierno, ya va a ser plantón definitivamente, hasta que este arreglado esto, que el gobierno apoye, ya que este me manda a llamar pero solo para darme asesoría, no para tomar medidas con el hotel que le diga sabe que resuelva este problema” señaló Auria Alvares.

Las afectadas aseguraron que el hotel está cubriendo la indemnización puntual a los afectados canadienses por que estos si son importantes para la empresa, y a los nacionales, los está dejando a la buena de Dios ya que quiere dar una miseria por la negligencia que generaron y que arrebato la vida a un padre de familia.

Compartir