Por Roberto Mex
Kantunilkín

Las lluvias, que este día amenazan con llegar, representan la única esperanza para acabar con el único incendio registrado en esta zona y que ya ingresó a zonas de áreas naturales protegidas del vecino estado de Yucatán.
Oficialmente es el primer incendio que se presenta y lo más irónico es que fuera de temporada, ya que se supone que para estas fechas es cuando las precipitaciones pluviales están en su máximo esplendor. Sin embargo eso no ha sucedido, ya que en las últimas semanas todo ha quedado en amenazas de lluvias, aunque hoy jueves surgió la esperanza cuando las precipitaciones se hicieron presentes, aunque sólo por algunos minutos.
En estos momentos hay una seria amenaza de lluvia, de modo que los apaga fuegos elevan plegarias para que se dejen sentir. Pero no únicamente ello están rezando por las lluvias, sino que también el sector campesino que está sintiendo lo duro de la sequía porque las plantaciones de maíz ya comienzan a resentirlo, sobre todo las que están en zonas pedregosas.
Veteranos habitantes calificaron de “raro” el clima, ya que en este 2010 durante la temporada de incendios no se presentaron más que conatos y ahora, en ya época de huracanes, es cuando se registra uno que está poniendo a trabajar en serio a los combatientes.

Compartir