POR SUSANA PÉREZ
CANCÚN

El área jurídica del ayuntamiento dio a conocer que la clausura que tenían por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ya se les retiró, esto luego de haber cumplido con el pago de las multas que se le impusieron al ayuntamiento y a la empresa Indi, por los trabajos realizados en el llamado “Ombligo Verde”.

El director técnico del área jurídica, José Carlos Serrano indicó que una sanción se les impuso por 19 mil 900 pesos y otra más por 59 mil pesos, y se ha cumplido con su pago y se ha procedido a retirar los sellos.

Por lo que ahora trabajarán en la reforestación de la zona y para ello han presentado un programa para mitigar los daños causados en este predio, por lo que ahora se tendrá que trabajar en un proyecto con la autorización de la Profepa.

Compartir