Por Gener Corona
Chetumal

El líder municipal del PAN en Othón P. Blanco, Ángel Hernández Marín, se escuda en la tranquilidad del partido y se niega a hablar sobre las acusaciones que en su contra realizó el regidor electo, Juan Carlos Pallares Bueno.
Pese a que fue acusado de vender información al PRI durante la campaña electoral, el dirigente panista afirmó que no contestaría a las acusaciones del regidor elector por Othón P. Blanco porque afirmó que antepondrá la tranquilidad del partido, porque aseguró que el PAN ya enfrenta muchos problemas.
Sin embargo, Ángel Hernández Marín sugirió que mejor al interior del PAN se realice un ejercicio de evaluación interna y que será a través de este procedimiento como se establecería quiénes realmente operaron en contra de los candidatos blanquiazules.
Lo que sí dejó en claro es que no teme a una eventual destitución, porque afirmó no hay razones para ello y enfatizó que se somete al escrutinio de la militancia, pero sin caer en guerra de declaraciones.

Compartir