Llegan Trump y Kim a Singapur para histórico encuentro

Staff

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el jefe norcoreano, Kim Jong un, llegaron este domingo a Singapur con grandes esperanzas para su cumbre del próximo martes, la primera de la historia entre los dirigentes de las dos naciones.

Kim fue el primero en aterrizar en la ciudad-estado asiática después de tener en vilo durante horas a los medios de comunicación, que trataban de averiguar en cuál de los tres aviones que despegaron desde Pyongyang viajaba el líder del hermético país.

“El mundo entero está pendiente de esta cumbre histórica”, dijo el líder norcoreano poco después de su llegada, al comienzo de una reunión con el primer ministro singapurense, Lee Hsien Loong.

Trump fue más escueto cuando llegó a Singapur a última hora de la tarde después de un largo viaje desde Canadá, y se limitó a asegurar que se sentía “muy bien” respecto a la cumbre antes de desplazarse a su hotel.

Éste es el viaje más largo que ha hecho Kim -cuyas dos únicas visitas al extranjero fueron a China en marzo y mayo de este año.

Quizá para deleitar a las cámaras apostadas a la entrada del hotel de Kim, el Saint Regis, una docena de guardias de seguridad corrieron durante unos segundos a ambos lados de la limusina blindada del líder norcoreano cuando éste se dirigió a media tarde a su reunión con el primer ministro de Singapur.

Se repetía así la icónica imagen que fascinó a los medios y generó todo tipo de bromas el pasado 27 de abril, cuando Kim se reunió con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en la frontera entre las dos Coreas.

El jefe del Gobierno singapurense, que también tiene previsto recibir este lunes a Trump, es el tercer líder extranjero con el que se ha reunido Kim desde que llegó al poder en 2011.

Hasta ahora, el líder norcoreano solo se había entrevistado dos veces con Moon y otras dos con el presidente chino, Xi Jinping, en encuentros que se enmarcan en el periodo de distensión iniciado a comienzos de este año.

Kim y Lee sonrieron ante las cámaras y se estrecharon la mano antes de sentarse a conversar durante 20 minutos sobre las perspectivas de la cumbre.

“Gracias a sus sinceros esfuerzos (…) pudimos completar los preparativos de esta histórica cumbre, y queremos darle las gracias por ello”, le dijo Kim al primer ministro de Singapur.

Si la cumbre es “exitosa”, “el nombre de Singapur entrará en la historia”, pronosticó el dirigente norcoreano.

Ambos líderes tienen casi todo un día libre por delante antes de la cumbre, prevista para las 09.00 del martes (01.00 GMT) en el exclusivo hotel Capella de Singapur.

No hay detalles sobre su agenda para este lunes más allá de la reunión prevista entre Trump y Lee, que abordarán los preparativos para la cumbre, cuyo objetivo es iniciar un proceso de desnuclearización en Corea del Norte.

Publicidad banner