Por Ángel Villegas
Deportes

Caguamos y Tigres de Guardias Blancas se enfrascaron en una auténtica batalla, ayer en el campo Fernando ‘Toro’ Valenzuela.
Con la pizarra empatada (6-6) hasta el cierre de la novena entrada, para ese entonces ya con el experimentado lanzador Alberto Pulido en la loma, un tablazo por todo el jardín central de Erick Rivero que impulso a Carlos Puerto, dejó tendidos a los Tigres de Guardias Blancas, y de esta manera los de Matepa conquistaron un espectacular (7-6) triunfo. Más cardiaco, imposible.
Caguamos se está acostumbrando a resolver sus juegos en la agonía de los mismos, recordemos que hace una semana vivió una situación similar, pero ante los Indios y en el propio campo ‘Félix ‘Chano’ Flores’ de Bonfil, donde superó también en medio de un gran dramatismo, en extrainnings, a La Tribu.

Compartir