Por Ángel Villegas
Deportes

La afición mexicana respira, después de que el Tricolor aprobó su última gran prueba de fuego por tierras europeas, después de superar en Bruselas, Bélgica (2-1) ni más ni menos que a Italia, el flamante Campeón del Mundo.
Los guerreros aztecas mostraron buen futbol, coraje y mucha personalidad, por supuesto anotaron los goles del triunfo histórico ante la escuadra azurra. Carlos Vela (por fin el cancunense ya se reencontró con el gol) inauguró el marcador. Después, Alberto ‘El Venado’ Medina, en una gran jugada de Cuauhtémoc Blanco convirtió el 2-0. Los italianos, heridos en su orgullo, se lanzaron con todo en la recta final del duelo, y prueba de ello es que convirtieron el de la honra al 88’, gracias a Leonardo Bonucci.
La mala noticia para México es que sólo fue un amistoso, pues lo mejor está por venir.

Compartir