Por Mario Vázquez

Cancún, Q. Roo.- La mexicana Guadalupe “Lupita” Martínez defendió con éxito la diadema de campeona de peso Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), al imponerse por nocaut técnico al primer minuto con 15 segundos del noveno asalto, a la panameña Carlota “Liebre” Santos, en contienda que estelarizó la velada “They just want to have bax” que se disputó en la internacional “Oasis Arena Cancún”.

La monarca originaria de Tlanepantla prácticamente tuvo una “noche de campo”, en ésta que fue la primera defensa del cetro que le arrebató en mayo pasado a Zulina “Loba” Muñoz.

Aunque en el episodio inicial, la “canalera” salió con todo buscando hacer daño, rápidamente “Lupita” le “recordó” que ella era la campeona frenando a la impetuosa retadora.

Y a partir de entonces, cada uno de los rounds eran calca del anterior, con la monarca castigando con ambas manos a una retadora que daba muestras de impotencia, pese a que en ocasiones intentaba meterse al combate.

En otro de los duelos estelares, la regiomontana Arely “Ametralladora” Muciño dio un paso más hacia la reconquista del campeonato mundial de peso Mosca, al derrotar a la japonesa Tenkai Tsunami por decisión unánime, tras 10 episodios de intensos intercambios de metralla.

Los jueces, Luis Bustamante, Mario Medina y José Luis Morelos, anotaron 97-93, 97-93 y 97-95, respectivamente.
De esta manera, la peleadora oriunda de la ciudad de Monterrey, volvió a vencer a la asiática, a quien derrotó en enero de 2014 en pelea disputada en la capital neoleonesa.

Muciño eleva sus números a 25 triunfos, 3 derrotas y 2 reveses, con 10 nocauts; Tsunami queda con 23-12-0, y 12 KO’s.

Finalmente, Joselito Velázquez Altamirano eslabonó un triunfo más en su incipiente carrera profesional, al liquidar al primer minuto con 37 segundos del capítulo número dos al mexiquense Érik “Black Boy” Zamora, quien poco pudo hacer ante el poderoso “Huracán” que le pasó por encima, aunque Zamora se quejó de un golpe ilegal.

Así, el bicampeón panamericano obtuvo su cuarta victoria en igual número de desafíos, desde que ingresó al profesionalismo.

Compartir