Por Leslie Mayorga
Informativo Turquesa

Trabajar con pares viales y avenidas mono direccionales, como en las grandes metrópolis del país, es a lo que le está apostando la Dirección de Tránsito para tratar el tema de congestionamiento vehicular en Cancún.

Esto quiere decir que las autoridades crearán un sistema en el que las avenidas principales no tendrán vueltas a la izquierda o retornos continuos, además de evitar que los camiones de transporte público se paren en los sitios no señalados, como en la avenida Tulum.

Si bien este proyecto se creó hace tres meses, a partir del sábado 11 del presente mes, se implementó sobre la avenida Kabah, desde la José López Portillo hacía la avenida Francisco I. Madero (Ruta 4), lo que, presuntamente, también permitiría la debida semaforización.

Rodrigo Alcazar Urrutia, director de Tránsito municipal, manifestó que un proyecto similar se está implementando en el primer cuadro de la ciudad, para evitar el congestionamiento, principalmente en la avenida Tulum y con el apoyo de la Dirección de Tránsito y Vialidad municipal.

Señaló que en este sector, esa dependencia es la que vigila que las unidades de transporte público solo utilicen el carril central de la avenida Tulum para tomar pasaje, con el apoyo de dos agentes de Tránsito.

“Esto podría causar un poco de molestia a la ciudadanía al principio y es un proyecto ambicioso pero sin duda mejorará las vialidades en Cancún, que crecieron de forma desordenada. Estamos seguros que funcionará, ya que es un modelo que se utilizó en algunas avenidas importantes de la Ciudad México”, recalcó.

Manifestó que esto permitiría que gran parte de la avenida Kabah mantenga la semaforización debida y el semáforo en verde, para dar paso a que los automovilistas se trasladen con mayor rapidez y también a evitar que los camiones o urbans causen “tapones”.

“Para aquellas personas que necesiten dar vuelta a la izquierda, se abrirá una calle antes de la avenida principal y así el tiempo de traslado será menor, sin tráfico”, informó.

ANTECENDENTES DE LOS PARES VIALES

Este mismo proyecto se implementó en la administración del expresidente municipal de Benito Juárez, Paul Carrillo de Cáceres, justo el 1 de agosto de 2016, cuando se inauguró el proyecto “Pares Viales”, el cual consistió en cambiar en un solo sentido la circulación de la Prolongación Tulum, Calle 19, mejor conocida como “La Torcasita”, y la Calle 13 entre la Ruta 4 y la avenida José López Portillo.

Al momento de instaurarlo, aseguraron que se pretendía agilizar el flujo vial en puntos conflictivos como la zona centro, donde 50 rutas de transporte urbano congestionan las arterias en “horas pico”, pues además se contemplaba también la sincronización de semáforos y la construcción de 11 nuevos paraderos y señalamientos adicionales.

Y es que sostuvieron que en ese momento existía una afluencia de 100 mil vehículos diarios, solo en ese cuadro de la ciudad, alrededor de mil 200 unidades de transporte público, entre autobuses y urbans, por lo cual ya era totalmente necesario.

Tras su implementación, la Dirección de Tránsito utilizó a cuatro elementos fijos para auxiliar a los automovilistas a entender estos cruzamientos, pues por al menos tres semanas existió gran confusión entre la ciudadanía e incluso con molestia muchos conductores evitaban respetar el cambio, provocando incidentes vehiculares menores.

Luego de un mes de que este proyecto inició, los ciudadanos lo aceptaron como una vía rápida entre la avenida Miguel Hidalgo (Ruta 5) y la avenida José López Portillo; sin embargo, algunos inconformes se presentaban ante la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y Tránsito para denunciar a los agentes por presunta extorsión, ya que estaban interponiendo multas por el más mínimo error.

PREPARADOS PARA EL CAMBIO

Ya en este 2017, la ciudadanía se encuentra acostumbrada y un poco conforme con este cambio, pues los nudos vehiculares se trasladaron hasta la zona del “Crucero” o el cruce de la avenida Uxmal con José López Portillo.

Se espera que en el caso de la avenida Kabah, la ciudadanía pueda acostumbrarse de forma más rápida, pues las autoridades municipales tienen contemplado establecerlo, en un tiempo aproximado de tres meses, en toda la concurrida vía, hasta el Arco Vial.

Por último, señaló que otro de los sistemas que próximamente se implementará por parte de la Dirección Municipal de Obras Públicas es terminar la conexión de la venida Chac Mool con la avenida Guayacán y la Autopista Cancún-Mérida, para crear más alternativas para salir de la ciudad.

PROYECTOS QUE NO PROSPERARON

En julio del presente año, el Colegio de Arquitectos propuso instaurar en la ciudad de Cancún el programa Hoy no Circula, ante el incremento del parque vehicular en la ciudad y el congestionamiento vial que esto genera.

Sin embargo, la arquitecto urbanista Adriana Martínez, afirmó a la Revista Digital Informativo Turquesa que la propuesta de implantar el Hoy no Circula en Cancún no es una estrategia viable, ya que el tema de fondo es la movilidad, que implica la regulación y mejora del transporte público masivo, así como fomentar otro tipo de transporte no motorizado, como la bicicleta y el desplazamiento a pie, que son la base para la movilidad sostenible.

“El Hoy no Circula ha sido un fracaso en la Ciudad de México y duplicarlo en otras ciudades significaría replicar un sistema que no es funcional, porque solo ha propiciado que se utilicen otro tipo de unidades por la comodidad que representa tener un vehículo propio y como resultado de la ineficiencia del transporte público”, explicó Martínez.

Cuando hablamos de movilidad, es todo un sistema que conlleva el traslado de personas y objetos que implican la red vial, señalización, el marco civil, transporte público, que son temas que no están siendo considerados en este tipo de propuestas, resaltó la especialista en urbanismo.

“La finalidad de la movilidad urbana es la accesibilidad e implica los desplazamientos de personas, mercancías que se producen en su entorno físico y cuando hablamos de movilidad urbana nos referimos a la totalidad de desplazamientos que se realizan en la ciudad”, ahondó.

ADVERTENCIA A TIEMPO

El caos vial que enfrentamos diariamente los habitantes de Cancún, fue previsto por los urbanistas desde 2008, a través de diversos estudios realizados por el Colegio de Arquitectos, en coordinación con la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y el Instituto Municipal de Planeación (Implan); sin embargo, nunca fueron considerados y solo fueron archivados.

Realizar este tipo de estudios es muy costoso, para darnos un idea, el estudio de movilidad de Cozumel de 2011, tuvo un costo de 9.5 millones de pesos y no tiene ni de manera remota la magnitud de Cancún.

En Benito Juárez se han hecho tres estudios de movilidad que terminaron en los archivos de las dependencias municipales, costaron millones de pesos y nunca se aplicaron. Se quedaron guardados en un cajón, mientras sigue incrementando el caos vial ante la falta de políticas públicas integrales, para resolver el problema de movilidad en esta ciudad.

RESPONSABILIDAD CONJUNTA
El municipio de Benito Juárez no tiene facultades para resolver el problema de movilidad, porque solo tiene competencia para regular el transporte público en su circunscripción y están fuera de su alcance otros tipos de transporte que son regulados por el Estado; por lo tanto, es un problema que debe resolverse de manera integral.

Compartir