Por Cecilia Solís
Policiacas

La muerte del judicial Tomás Sánchez May, fue debido a un enfrentamiento y no a una ejecución, como se dio a conocer en un principio afirmó el procurador de justicia Francisco Alor Quesada, quien manifestó que si ellos se encontraban en la plaza, fue por que recibieron el reporte de gente armada en la citada plaza, por lo que acudir a verificar dio inicio el enfrentamiento, que dejó como saldo un agente sin vida, quien recibió seis impactos de arma de fuego calibre 2.23, la mayoría de estos se alojaron en el rostro, mientras que en la escena del crimen, se hallaron 33 casquillos percutidos y al interior de la unidad automotriz, se aseguraron 17 AR-15 y dos más de un arma nueve milímetros, Alor Quesada, dijo que los agentes se encontraban investigando tras ingresar a los teléfonos de emergencia la presencia de gente armada, quienes al ver a los judiciales, estos fueron recibidos a balazos, siguiendo el protocolo, los judiciales se defendieron. Hasta el momento se manejan dos hipótesis que la primera que los delincuentes se encontraban ahí por que iban a dar el levantón a una persona, y la segunda, es que se encontraban ahí para llevar a cabo el cobro de un rescate.

Compartir