Por Enrique Huerta

Cancún, Q. Roo.-La diputada federal priista Arlet Molgora negó haber gritado el “¡Eehhh! ¡Puto!” al diputado de Morena, Ariel Juárez, cuando daba su discurso en la tribuna de San Lázaro cuando criticaba que ninguno de los partidos había donado dinero a la reconstrucción de las ciudades afectadas por los sismos.

Sin embargo, según la legisladora, quien hizo la aclaración a través de un video de apenas 2 minutos puesto en redes sociales, no gritó la polémica palabra, que es calificada por muchos como discriminatoria, sino que gritó “¡Ehhh! ¡Bruto!”, pues acusó al legislador de agredir a una compañera diputada, aunque no dijo su nombre.

”Durante su intervención agredió a una compañera diputada, sí, a una mujer. De verdad no encontramos un calificativo a la forma brutal en que ofendió a nuestra compañera diputada”.

Sin embargo, aceptó que los gritos no fueron la reacción adecuada a lo que dijo, fue una respuesta a una violación a los derechos políticos de dicha diputada.

“Sabemos que la manera en cómo reaccionamos no es la más correcta, no es la mejor, pero lo cierto es que la forma en cómo se estaba conduciendo desde la tribuna este compañero diputado hacia una mujer, es violencia política y hemos trabajado mucho en nuestro andamiaje político en materia de violencia de género y, desde luego, no lo vamos a permitir ni a él ni a nadie”.

Incluso, a medio video, la diputada negó que sea una cuestión de homofobia y desvió el tema hacia la defensa del presupuesto federal.

Compartir