Por Martha Caballero
Solidaridad

Aunque dos madres de familia aseguran que el DIF municipal, les cobro mil pesos por la aplicación de la vacuna botulínica, Sofía Gamboa, directora de la dependencia de apoyo, niega categóricamente estas acusaciones.
Una vez más el DIF municipal vuelve a estar en el ojo el huracán, en esta ocasión dos ciudadanas, aseguraron que al acudir al DIF para que sus menores recibieran la vacuna botulínica, la encargada del área de salud, les pidió mil pesos a cada una, lo que genero molestia, ya que en la pasada administración que dejo Guadalupe Acosta, se realizaba este apoyo a niños con problemas motrices de manera gratuita.
Por su parte Sofía Gamboa, actual titular de la dependencia de apoyo social, negó toda acusación, asegurando que se tiene más de un año que no se aplica la vacuna, justificando la detención del programa por falta de apoyo de los empresarios a quienes se les está buscado con la finalidad de que se den los apoyos y continuar con esta noble causa, de la misma manera invito a las quejosas acercarse para buscar una solución que beneficie a los niños especiales.

Compartir