POR TERESA SUÁREZ
CANCÚN

El Obispo Pedro Pablo Elizondo sostuvo que va contra la naturaleza la aprobación de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de permitir la adopción de niños a parejas homosexuales; y refirió que la naturaleza tiene sus propias leyes y al contraponerlas se sufrirán las consecuencias de estos hechos.
Indicó que estas consecuencias será la multiplicación del sufrimiento de las personas, de la discriminación social y de los propios conflictos interiores por vivir en un hogar de este tipo.

Compartir