El presidente de asociados náuticos de Cancún, Roberto Díaz Abraham advierte que la violencia del crimen organizado puede empezar a cobrarle la factura a Cancún a partir de 2011.

Compartir