Por Edmundo Hernández.
Calotmul, Yucatán.  14 de Noviembre del 2013.

Teresa Martín Romero, luchadora social del municipio de Calotmul pide la intervención del gobernador porque las mujeres del municipio están siendo humilladas por el alcalde Manuel Polanco Contreras y su esposa la presidenta del DIF Lizet Uc.

Los dos funcionarios municipales dentro de sus obligaciones y deberes legales están la de buscar los mecanismos para que la sociedad a la que gobiernan cuenten con todos los elementos que les permita cubrir sus necesidades más básicas, la economía de sus familias.

Teresa Martín Romero y otras 26 mujeres por iniciativa propia acudieron a la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno del estado de Yucatán para inscribirse en el programa cursos de pintura textil, en la dependencia estatal les pidieron que necesitaban la firma y sello del DIF municipal de Calotmul, las mujeres acudieron ante la directora del DIF Yolanda Polanco Mendoza quien accedió a firmar y sellar el documento, ya lo había firmado y estaba por sellarlo cuando entró la presidenta del DIF Lizet Uc.

Y como si fuera el DIF de su propiedad y al estilo dictador, le gritó a su compañera la directora que quien le había autorizado firmar, la insultó hasta cansarse luego les gritó a las mujeres.

Mismas que se presentaron en la casa del alcalde para pedir su intervención como autoridad, pero en lugar de ser imparcial las dejó esperando 5 horas en la calle, para luego decirles que se fueran al palacio municipal que allá las atendería, pero nunca se presentó en su lugar apareció la presidenta del DIF y las humilló nuevamente diciéndoles que no les daría nada porque son del PRI.

Compartir