Por Ángel Villegas
Deportes

En un partido intenso entre equipos muy luchadores, Italia y Paraguay empataron (1-1) en el debut de ambos en el Mundial 2010. El encuentro se jugó bajo la lluvia en el Estadio Green Point de Ciudad del Cabo.
Los paraguayos le dieron una sopa de su propio chocolate a la escuadra azurra, ya que le jugaron exactamente igual que lo hacen los italianos, al más puro estilo del catenaccio, pero estilo guaraní. Paraguay se adelantó en el marcador al minuto 39 con un cabezazo de Antolín Alcaraz, pero el Campeón del Mundo rescataría la igualada al minuto 62, a través de Daniele de Rossi, quien aprovechó un centro, derivado de un tiro de esquina, cobrado por Simone Pepe, nada más para empujar el esférico y decretar el empate.
El juego fue dirigido por el silbante mexicano, Armando Archundia, quien tuvo una actuación muy regular. Le perdonó una tarjeta roja al paraguayo Riveros sobre Montolivo en el inicio del juego.
Antes, en actividad del Grupo ‘E’, Japón asestó un golpe oriental tras superar (1-0) a la Selección de Camerún.

Compartir