Por Ana Muñoz
Informativo Turquesa

En el quinto año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, los escándalos de corrupción continúan a la orden del día. La semana pasada, un socavón en la carretera Paso Exprés Cuernavaca que provocó la muerte de dos personas, dejó al descubierto las irregularidades cometidas en una obra que tuvo un costo de más de dos mil millones de pesos y la cual fue considerada por las autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) dentro del “programa de infraestructura más importante de la historia”.

El pasado 5 de abril, el jefe del Ejecutivo federal declaró durante la inauguración de esta obra, que el Paso Exprés Cuernavaca permite ahora contar con una vía moderna, de 14 kilómetros, que pasó de cuatro a diez carriles, y que reducirá el tiempo de traslado entre la Zona Metropolitana del Valle de México y el puerto de Acapulco.

Recordó que a ello también contribuyen otras obras que ya se han entregado, como el Paso Exprés de Tlalpan, inaugurado hace unos meses, que permite “agilizar la salida de la Ciudad de México y de toda su zona metropolitana para quienes van al puerto de Acapulco”. Además, añadió, “se han hecho importantes obras de modernización de toda la autopista que va desde Cuernavaca hasta Acapulco”.

Peña Nieto refirió que el Gobierno de la República ha venido construyendo 52 autopistas en diferentes partes de nuestra geografía, “para tener una mejor infraestructura carretera que permita una mejor conectividad entre las distintas regiones del país, y que al mismo tiempo nos hagan un destino mucho más atractivo para quienes quieren invertir en México”.

Sin embargo, tras esta tragedia del pasado miércoles, la cual enlutó a dos familias, el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, aseguró que “si con auditorías se detecta que hubo en algún momento una falla, omisión o no hubo suficiente diligencia o eficiencia, se tendrá que actuar en consecuencia”, por lo que de comprobarse lo anterior, probablemente no sería el único caso.

BAJO LA LUPA
En las revisiones de tres proyectos carreteros en Oaxaca, Querétaro y el Estado de México, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en el uso de recursos federales por un monto de 55 millones 665 mil 771 pesos, de acuerdo con lo que reportó en su adelanto de la inspección de la Cuenta Pública 2016.

Según publicación del portal sinembargo.mx, en el proyecto carretero Acayucan-La Ventosa, en Oaxaca, el órgano fiscalizador solicita aclarar el uso de 12 millones 183 mil 671 pesos. En el proyecto de ampliación y modernización del Paseo de la República a la desviación a San Miguel de Allende del kilómetro 15 al 28, en Querétaro, la Auditoría concluyó que “la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través del Centro SCT Querétaro, no cumplió con las disposiciones legales y normativas aplicables en la materia” al detectar irregularidades por 20 millones 346 mil 900 pesos.

Además, en el Viaducto Conexión Interlomas-Carretera Naucalpan-Toluca se determinó que existen 23 millones 135 mil 200 pesos por aclarar por parte de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, por conducto del Centro SCT Estado de México, a cargo de Alejandro Lambretón Narro.

En cuanto a la carretera Paso Exprés, la ASF reportó, en su revisión de la Cuenta Pública de 2015, irregularidades por alrededor de 300 millones de pesos. Para esta obra existía la posibilidad de que la SCT recuperara 270.5 millones de pesos y debía aclarar en qué usó otros 31.8 millones de pesos.

La inauguración se retrasó cuatro meses y el precio se duplicó al pasar de mil 045 millones de pesos a dos mil 200 millones de pesos. Sin embargo, Matías Quiroz, secretario de Gobierno de Morelos, informó que el Paso Exprés de Cuernavaca aún no es entregada a las autoridades estatales, debido a que el proyecto no se ha concluido.

UNA MUERTE LENTA
De acuerdo con un dictamen de la Dirección General de Servicios Periciales, las víctimas del Paso Exprés, Juan Mena López y Mena Romero, no fallecieron por el impacto del vehículo al caer al socavón, sino por asfixia por confinamiento, es decir, que estuvieron con vida entre 90 y 120 minutos después del incidente.

Incluso, Juan Mena tuvo oportunidad de enviar un mensaje a su novia desde el interior del vehículo siniestrado. En la autopsia, según medios locales, los cuerpos de padre e hijo presentaban moretones en codos y puños, por lo que se cree que golpearon hasta la extenuación los cristales del vehículo, sepultado por toneladas de tierra al caer.
El resultado de la autopsia ha reavivado la polémica sobre el tiempo empleado en el rescate. Los bomberos lograron sacar el vehículo y recuperar los cuerpos de ambos casi 12 horas después del accidente.

Por este hecho, solo el delegado de la SCT en Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, fue cesado de su cargo al considerar que tuvo “responsabilidad importante” por el socavón que se abrió en el kilómetro 93 del Paso Exprés, según informó el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza.

Compartir