CDMX.- Petróleos Mexicanos (Pemex) dejó de operar casi mil pozos en un año. Información de la empresa productiva del Estado indica que hasta el segundo trimestre de 2017 la petrolera operaba ocho mil 22 pozos, es decir, 910 menos de los que tenía en el mismo lapso de 2016.

Del total de esos complejos, 93% está en tierra y el resto en el Golfo de México.

Pemex también registró la caída en otras actividades: entre enero y junio de 2017 perforó sólo 36 pozos, lo que representa 52% menos en comparación a los 75 del mismo periodo del año pasado.

Según el historial de Pemex, ésta es una de las cifras más bajas que ha registrado en décadas recientes.

Además, en el mismo lapso, el número de pozos de desarrollo también se redujo al alcanzar sólo 22, equivalente a una baja de 66.7% respecto de los 66 de 2016.

Información del propio Pemex explica que la baja se debe a que la empresa ahora apuesta por los proyectos más rentables, obligada por la caída en los precios internacionales de petróleo y por los ajustes a su presupuesto.

Como parte de esta situación, la empresa también redujo su demanda en equipos de perforación de pozos, pues entre enero y junio de 2017, operó un promedio de 137 para trabajar en sus campos, equivalente a una reducción de 27% en comparación con los 187 que tenía el año pasado.

POZOS PETROLEROS DE PEMEX CAEN 10.2% EN 6 MESES

En los primeros seis meses del año Petróleos Mexicanos ( Pemex) registró una reducción de 10.2 por ciento en el número de pozos de crudo que opera en el país, además de que mantiene una tendencia a la baja en la perforación y terminación de estos complejos, debido a una menor actividad de los activos Cinco Presidentes, Bellota-Jujo y Samaria-Luna.

De acuerdo con información de la empresa, actualmente existen en operación ocho mil 22 pozos, es decir, 910 menos que en 2016, siendo ésta una de las cifras más bajas en los últimos años.

Del total de estos complejos 93 por ciento se encuentra en tierra, y el restante siete por ciento en el Golfo de México. según los datos de la empresa.

Esta situación se originó debido a que Pemex ya registra los niveles más bajos de las últimas dos décadas en la perforación de pozos para la exploración y desarrollo, pues la empresa ha decidido enfocarse sólo en proyectos que sean rentables, luego de los recortes a su presupuesto de los últimos dos años.

De acuerdo con el último reporte de la petrolera, entre enero y junio de 2017, perforó un total de 36 pozos, lo cual es 52 por ciento menor en comparación a 75 del mismo periodo del año pasado, aunque es necesario considerar que los resultados de 2016 y 2015 también presentan severas caídas.

Según el historial de Pemex, ésta es una de las cifras más bajas que ha registrado en las últimas décadas.

Del mismo modo, el número de pozos de desarrollo también se redujo de manera importante, al alcanzar sólo 22, equivalente a una baja de 66.7 por ciento, respecto a los 66 del año pasado.

Del total de estos complejos 93 por ciento se encuentra en tierra, y el restante siete por ciento en el Golfo de México” , Pemex

La empresa insiste en que esto es el resultado de menor actividad programada en algunos activos, que disminuyó los resultados de manera significativa respecto al plan de perforación ejecutado el año pasado.

De manera contraria, los pozos de exploración lograron un aumento de 55.6 por ciento, pues sumó 14 en el periodo referido, cinco más que en el primer semestre de 2016, siendo éste uno de los primeros resultados positivos en los últimos años, luego de los ajustes a su presupuesto y plan de negocios.

Como parte de esta situación, la empresa también redujo de manera drástica su demanda en equipos de perforación de pozos, pues entre enero y junio de 2017 operó un promedio de 137 para trabajar en sus campos, equivalente a una reducción de 27 por ciento respecto a los 187 de 2016.

Compartir