Por Enrique Huerta

Cancún, Q. Roo.- Gabriela Angulo, diputada local y precandidata del PAN a la presidencia municipal de Cozumel, aseguró que debido a la crisis de seguridad y la fuerza del candidato priista, Pedro Joaquín Delbouis, su partido podría perder el gobierno de ese municipio.

En entrevista, la legisladora subrayó que esta isla se encuentra a merced de la delincuencia y que la actual presidenta municipal, en vez de colaborar con el gobierno estatal y federal, rechaza esa ayuda.

“Hay un problema de inseguridad: en unas cuantas horas hubo tres robos distintos. Hubo una reunión hace algunas semanas, en las que se acordaron estrategias de seguridad entre el gobierno federal y el estatal, con la presencia de los presidentes municipales de la zona norte, de Benito Juárez y Solidaridad, y no estaba Cozumel”.

Reconoció que terminar con la inseguridad es una de las peticiones más comunes de la población y que la presidenta municipal no le ha prestado la suficiente atención, lo que ha ocasionado molestia por parte de los habitantes, lo que la ha orillado a tomar la decisión de buscar dicha alcaldía.

“Ya inscribí la precandidatura y ahora estoy a la espera de que el partido me designe candidata para poder comenzar la campaña”.

Sobre la designación de Pedro Joaquín Delbouis, hijo del exgobernador y actual secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, como candidato del PRI a la presidencia municipal de Cozumel, Gabriela Angulo reconoció que es un fuerte rival.

A pregunta expresa de si considera que con el descontento por la inseguridad más el candidato del PRI, el blanquiazul está en riesgo de perder la presidencia municipal de Cozumel, Angulo aseguró que hay una posibilidad de ello.

“Sí, es posible, pero también, pese a la molestia con el actual gobierno municipal, Acción Nacional cuenta con qué ganar esta elección y confío en que así lo haremos”.

Compartir