POR ROBERTO MEX CHIMAL
KANTUNILKÍN

Ya está por finalizar la actual administración y aún no hay indicios de solucionar el problema de los perros callejeros que ya se está convirtiendo en un serio riesgo de salud pública por la cantidad de canes que hay, incluso en concurridos sitios.

Únicamente basta con recorrer algunas zonas concurridas de la cabecera del Municipio Lázaro Cárdenas para observar que abundan los perros callejeros, incluso en el centro de la ciudad en los alrededores de la Iglesia.

Pero el problema real es la defecación de esos animales callejeros que está convirtiendo el asunto en un problema de salud sin que nadie haga algo por frenar ese problema. Por una parte las autoridades no realizan algunas campañas y, por otra, los dueños de esas mascotas tampoco se preocupan por su cuidado. Además de todo, los canes son un riesgo para los niños debido a que, por las noches principalmente, atacan a todas las personas que pasan por las calles e incluso se han dado casos de mordeduras.

La actual Regidora de salud, Gloria Zapata Calero, fue una de las promotoras de una perrera municipal, pero hasta la fecha no hay nada al respecto y tampoco ha realizado algún pronunciamiento más sobre el tema.
A siete meses para que concluya la presente administración y no se ven indicios de esa obra vaya a concretarse, lo que significará una promesa más, que pasará desapercibido para las actuales autoridades.

Compartir