Por Cecilia Solís
Policiaca

La Procuraduría General de Justicia del Estado, necesita tener una denuncia formal para que puedan proceder e investigar sobre la celda de castigo que fue hallada al interior del DIF, que era utilizada para segregar a los menores que presentan un comportamiento extremo, afirmó en conferencia de prensa el procurador Francisco Alor Quesada, quien señaló que esta situación es muy preocupante, por lo que este mismo miércoles solicitará a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, informe sobre este lugar, en donde los menores eran privados de su libertad.
Alor Quesada, señaló que el próximo viernes sostendrá una reunión con la presidenta del DIF estatal, Narcedalia Martín de González, en donde se tocará este tema.

Compartir