Por Teresa Suárez
Cancún

La subsecretaria de Educación en la zona norte, Guadalupe Contreras Castillo, dijo que hasta las oficinas de esta dependencia no han llegado directamente las quejas o denuncias de padres de familia que están siendo condicionados a pagar una cuota para la inscripción de sus hijos. Indicó que de esta manera sería más expedita la actuación de la autoridad educativa para resolver el problema, toda vez que por su parte están enviando a los supervisores a verificar los planteles para evitar que los papás sean objeto de presiones de directivos para hacer alguna aportación económica. Conminó a los padres a no tener miedo de denunciar las irregularidades que se están presentando durante este periodo de inscripciones.

Compartir