Por Elizabeth Jiménez.
Cancún, Quintana Roo. 16 de Marzo del 2013.

Delegados de la corriente Nueva Izquierda adherida al Partido de la Revolución Democrática (PRD) pusieron sobre la mesa la destitución del secretario general en el estado, Rafael Esquivel Lemus, al acusarlo de pretender “dinamitar” desde el interior al partido, porque presentó una impugnación ante el Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) en contra del convenio de coalición con el Partido Acción Nacional (PAN).

En conferencia de prensa, Marlon Berlanga Marlon Berlanga, expuso como un tema de “urgencia” el definir la postura de Nueva Izquierda y deslindarse de las acciones legales que ha interpuesto el secretario estatal, Rafael Esquivel Lemus en contra de la coalición.

“Él es secretario general gracias al apoyo que se le otorgó, la suma de votos nos llevo a definir una sectaria general planteada, y se dio un acuerdo para apoyar a un candidato que sea aliancista, que fortaleciera la discusión al interior del partido para fortalecer un proceso de alianza que en ese momento aun no se habían establecido, pero aunque lo apoyamos no respondió de la misma manera”, comentó.

Dejó en claro que les urge hacer saber que por ningún motivo Nueva Izquierda va a dinamitar la alianza con el PAN y por el contrario, buscan fortalecer los acuerdos, por lo que explicaron que pondrán sobre la mesa la destitución de Rafael Esquivel en la sesión del próximo Consejo estatal antes del 4 de mayo.

“No estamos de acuerdo en judicializar una toma de decisión, si alguna diferencia pudiésemos tener la haremos saber al consejo estatal que es la instancia que le corresponde discutir el rema nosotros. Nosotros estamos en total disposición de poner a consideración del Consejo, la destitución de Rafael Esquivel Lemus, Nueva Izquierda no puede avalar ningún acto contra las instancias partidistas y mucho menos creemos hacer algo que debilite está coalición”, advirtió.

Dijo que si bien la impugnación va a correr su curso, buscarán combatirla sobre todo porque no está bien sustentada, carece de recursos, no recurrió a las instancias partidistas y está fuera de tiempo.

Acompañado de pre candidatos e integrantes de Nueva Izquierda en Quintana Roo, dijo que buscan blindar el apoyo de esta corriente y no van a permitir que ningún militante intente dinamitar al partido desde el interior.

Será, afirmó, en la próxima sesión del Consejo estatal, donde promuevan la destitución de Rafael Esquivel para que sea sometida a consideración de los delegados.

Compartir