Por Kermith Zapata
Cozumel, Q.Roo.- Ante la incontrolable ola de delincuencia que afecta a Cozumel, los regidores Carlos Hernández Ojeda y Marco Antonio Loeza Méndez, quienes formaron parte de la planilla panista de la presidenta municipal Perla Tun Pech, solicitarán la renuncia del titular de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Raúl Sánchez Martínez, por los nulos resultados presentados durante sus siete meses de gestión, sobre todo, cuando ha habido cuatro atentados a casetas policíacas y sobre todo, cuando obtiene un ingreso mensual de 60 mil pesos, le pagan la renta de la casa donde vive y tiene un vehículo a su disposición durante las 24 horas del día.

Los representantes populares señalaron que no es posible que las autoridades municipales no actúen ante los actos delictivos en contra los domicilios, negocios, personas que caminan por las calles de la isla, pero sobre todo, a las instalaciones policíacas, de tal manera que están permitiendo que las actividades de la delincuencia organizada sigan al alza, por lo tanto, actuarán antes de que el problema sea incontrolable con la complacencia de la presidenta de la Comisión de Seguridad del Ayuntamiento, Ariadne Santín Coral.

Te puede interesar:   ‘INAH no ha solicitado retiro de pluma de acceso del Cedral’

Por lo tanto, en la próxima sesión de cabildo, Carlos Hernández Ojeda, quien se declaró independiente en meses pasados, solicitará ante el pleno del cabildo que el director de la policía presente su renuncia al cargo, porque no es posible pagar una importante cantidad de dinero a un servidor público que no entrega resultados e incluso, ha generado la inconformidad de los elementos de la corporación quienes se quejan de mal trato, falta de pago de recursos del Programa de Fortalecimiento a la Seguridad Municipal, vales de despensa y homologación de salarios.

Compartir