POR ROBERTO MEX CHIMAL
KANTUNILKÍN

Diez familias de la colonia Unidad Deportiva de la cabecera del municipio Lázaro Cárdenas pasan serias peripecias debido a una densa polvareda que pone en riesgo la integridad física de sus hijos, por lo que piden la intervención de las autoridades para atender el problema.

Se trata de un tramo de la calle 24 de noviembre, entre Álvaro Obregón y Emiliano Zapata, justo frente al estacionamiento de la Unidad Deportiva “Terencio Tah Quetzal, que por ahora es utilizado como almacén de materiales pétreos.

Uno de los vecinos, de oficio taxista, aseguró que en los últimos meses ese tramo ha sido “raspado” por lo menos en tres ocasiones, situación que ocasiona que con la sequía y el tránsito de vehículos se formen densas polvaredas que entran hasta al interior de los hogares.

El vecino recordó que anteriormente ese tramo estaba pavimentado, pero luego se formaron baches que impedían incluso el tránsito vehicular, pero ahora la situación se tornó peor para las familias.

Durante un recorrido por el sitio se constató que hasta el propio policía que vigila la zona pasa serios problemas con el denso polvo, pero aún más los estudiantes de escuelas primarias que necesariamente tienen que pasar por ahí para ingresar a la Unidad Deportiva para participar en la materia de educación física.

Además el estacionamiento no puede ser utilizado por los deportistas que acuden por las mañanas ó tardes a realizar algún ejercicio físico debido a que hay varios montones de material pétreo y una maquinaria pesada ahí en el sitio.

Por ello pidieron a las autoridades de la dirección de obras públicas intervenir para resolver el problema que se agrava a la hora de la comida porque las mesas se embarran de polvo que pudieran provocar incluso males estomacales.

Compartir