POR NICOLAS KU DAVILA
YUCATAN VALLADOLID
Policías municipales se dicen engañados por el alcalde interino, Jesús Vidal Peniche, quien no cumplió la promesa de pagar el retroactivo de un bono en esta quincena. Según indican, hace unos días les hizo el ofrecimiento de completar los pagos atrasados del programa Subsidio a la Seguridad de los Municipios (Subsemun). Una semana después de las elecciones del 1 de julio, el alcalde Vidal Peniche acudió a la corporación y felicitó a todos policías por su labor en las elecciones pasadas. Los policías fueron acusados de operar a favor de PRI. Elementos del grupo táctico, que encabeza Rafael Centeno Rosado, persiguieron y detuvieron a panistas, incluso mujeres y menores de edad. En recompensa por su “destacada labor”, Vidal Peniche prometió que esta quincena los elementos percibirían un bono retroactivo del programa Subsemun. Algunos elementos indicaron que les corresponde 2,800 pesos a cada uno. A ninguno le depositaron aún.

El Ayuntamiento recibe del gobierno federal 10 millones de pesos del subsidio, a lo cual agrega 3 millones de recursos municipales, de modo que 13 millones de pesos son para los bonos de los policías.

En una difusora, Vidal Peniche dijo que los policías cobran $4,000 a la quincena. Los policías aseguran que el sueldo es $2,900 quincenales para un policía raso y de $3,200 para mandos medios. Los elementos dicen que esperan que el director, Carlos Marsh Ibarra, dé la cara en el pase de revista para pedirle una explicación. Hace tres meses que no sale a pasar lista. Los policías dicen que reciben amenazas de los mandos medios Rafael Centeno Rosado y Verónica Sánchez Caro (a) “Pocholona”, para que no se quejen ante la prensa.

Compartir