Por Jesús Vázquez

Cancún, Q. Roo.-Rodrigo Díaz Robledo, director general de Auditoría Fiscal de la Sefiplan, anticipó que Quintana Roo verá reducido su presupuesto para 2018 ante los recortes que se esperan por las labores de reconstrucción luego de los sismos del mes pasado.

El funcionario dijo sin embargo que la administración de Carlos Joaquín González no contempla ni nuevos impuestos, ni contratar nueva deuda para enfrentar el escenario de austeridad que se espera para el año entrante.

Se avocarán a tratar de incrementar la recaudación local, no mediante incrementos impositivos, sino reforzando los esfuerzos recaudatorios entre los contribuyentes, con una meta de recaudación para el año entrante de 300 millones de pesos.

El gobierno de Quintana Roo ejerció un presupuesto de 26,400 millones de pesos en 2017, y preparaba un paquete presupuestal de 29,800 millones de pesos para 2018, lo cual suponía un incremento de 12.4% respecto de 2017; sin embargo, ahora se espera que haya menos recursos para el estado y se desdibuja la posibilidad de que Quintana Roo incremente en ese porcentaje su gasto anual para el año entrante.

Compartir