Por Martha Juárez
Informativo Turquesa

Los avances que han logrado este mes las autoridades de seguridad de los tres órdenes de gobierno en Cancún y Playa del Carmen, ciudades turísticas afectadas por la violencia, se ven opacadas por la mala actuación de unos cuantos elementos policiacos, mientras se mantienen los índices preocupantes en robos a comercios y vehículos, así como en ejecuciones, que en lo que va de 2017, hasta el cierre de esta edición, ya suman 21 en Benito Juárez y 12 en Solidaridad.

La pronta respuesta de elementos policiacos de los tres órdenes de gobierno permitió la recuperación de un vehículo robado durante una persecución el fin de semana pasado, con un saldo de un presunto delincuente muerto y dos lesionados.

Mientras, en Playa del Carmen, elementos policiacos lograron el jueves pasado la captura del exjudicial Alejandro Chacón Mantilla, ligado al crimen organizado y a quien se le acusa de ser autor intelectual de robos y secuestros en los municipios de Solidaridad y Benito Juárez.

La captura de Chacón Mantilla fue posible después de un reporte ciudadano donde alertaban sobre el posible secuestro de un matrimonio y su hija en el Rancho “El Caracol”, ubicado en los límites de Solidaridad con Puerto Morelos, con la participación de varias corporaciones policiacas.

Otro importante golpe al crimen organizado se registró el pasado viernes 3 del presente mes, con la participación de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), Policía Estatal y Ministerial cuando fue sitiada una casa de seguridad con 30 indocumentados cubanos.

El domicilio fue ubicado en la parte baja de un edificio de tres niveles de la Supermanzana 74, en la colonia Lombardo Toledano. Sin embargo, el líder de los indocumentados logró darse a la fuga.

SPRINGBREAKERS SE
SIENTEN INSEGUROS

Sin medir el riesgo que generan sus actos de corrupción, elementos de la Policía Turística de Cancún fueron denunciados por jóvenes estudiantes, mejor conocidos como springbreakers, como los responsables de extorsionarlos bajo el argumento de caminar por la calle bajo los efectos del alcohol, cuando se dirigían a sus centros de hospedajes.

El presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún, Carlos Gosselin Maurel, exigió poner un alto a los abusos cometidos por los uniformados, ya que solo el pasado miércoles se recibieron 15 quejas de parte de jóvenes a quienes les pedían entre 100 y 200 dólares para ser liberados.

Gosselin Maurel instó a la corporación a cuidar el turismo, debido a que por la inseguridad que atraviesa Cancún, estudiantes canadienses optaron por cancelar su arribo al Caribe Mexicano y prefirieron vacacionar en Punta Cana, República Dominicana.

De la última semana de febrero y hasta la última de este mes, Cancún esperaba el arribo de 35 mil springbreakers, cinco mil menos que en 2016, cuando el polo turístico recibió 40 mil jóvenes.

SORPRENDEN A CUSTODIOS

Otro hecho lamentable fue la detención de dos policías de la cárcel municipal de Cancún, el pasado 5 de marzo, quienes fueron sorprendidos en el momento en que trataban de introducir marihuana al Centro de Reinserción Social (Cereso).

Los custodios, por separado, fueron sorprendidos en los filtros de revisión: el primer detenido llevaba dos kilos de enervantes, mientras que el segundo, medio kilogramo.

LOS DEJAN SIN SUELDO

A pesar de que su presencia en Quintana Roo ha sido criticada por la falta de resultados ante los hechos violentos registrados en la entidad, lo cierto es que la situación laboral de los elementos de la Policía Federal no ha sido la mejor. La semana pasada, los uniformados amenazaron con realizar un paro laboral en todo el país por la falta de pago del “Bono de Operatividad” desde principios de diciembre pasado y lo que va del año.

Esta situación deja en evidencia por qué el crimen organizado gana terreno en México.

DE LUTO

La semana pasada, la Dirección de Seguridad Pública de Benito Juárez se vistió de luto con la ejecución de uno de sus elementos, cuando éste llegaba a su domicilio en la Región 228. El oficial caído fue C.R.L., quien tenía su base en la ciudad de Cancún pero había sido comisionado a Puerto Morelos desde el año pasado.

La primavera de 2016

40 mil springbreakers visitaron Cancún
34,000 turistas provenientes de Estados Unidos
3,200 de Canadá
1,200 de Brasil
800 de Colombia
400 de España
400 de Argentina

Compartir