POR NICOLAS KU DAVILA
YUCATAN VALLADOLID

La intromisión de funcionarias municipales identificadas con el PRI en el registro del programa 70 y Más, despertó inconformidades, ayer surgieron versiones de presunta intimidación contra los encargados del programa.

Soledad Fernández Mendoza y Dora Guadalupe Arzápalo de Mezquita son unas de las que estaban en el Centro Comunitario de la colonia Fernando Novelo vigilando que se le diera prioridad a las personas de la tercera edad, que son su gente.

El alcalde electo Roger Alcocer García estuvo dos veces en el área de inscripciones y después gente de su equipo estuvo tomando fotos a los encargados, supuestamente como una manera de intimidación. Se acudió al lugar, Yuliana Cantón Dzul, responsable de la Ventanilla de 70 y Más sin la menor educación insistió que es información confidencial. Se le preguntó si Alcocer García, su equipo y gente del PRI acudió al lugar y titubeando contestó que lo desconocía. Lo que si pudo afirmar la empleada es que el programa 70 y Más es apartidista.

Se le llamó a Roger Alcocer García por teléfono y puso en evidencia a la empleada del programa, al decir que sí estuvo en el lugar, pero porque una viejita (no se acordó de su nombre) le había comentado que la rechazaron del programa. Por lo que dijo que preguntó a los responsables el motivo y José Cauhich Gutiérrez le contestó que porque tiene pensión, ya que el programa tiene como uno de sus requisitos, que las personas de la tercera edad no deben ser pensionadas.

Roger Alcocer aprovechó para ir al centro comunitario, ya que antes, había acudido a un costado, en el auditorio municipal a una reunión con silvicultores.

Compartir