Agencias

GAZA.- El primer ministro palestino, Rami al-Hamdallah, realizó hoy una visita histórica a la Franja de Gaza, como un gesto de reconciliación con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) y la futura integración de un gobierno palestino de unidad nacional.

Acompañado por otros funcionarios de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y el movimiento nacionalista Al Fatah, al- Hamdallah llegó a la Franja de Gaza por el cruce de Erezz, en lo que representa la primera visita de un funcionario palestino desde que el grupo islamista tomó el control del territorio hace más de 10 años.

El jefe de gobierno palestino y su comitiva fueron recibidos por una guardia de honor de la Policía de Hamas y cientos de palestinos residentes en la Franja de Gaza, quienes les dieron la bienvenida agitando banderas palestinas.

En una conferencia de prensa minutos después de su llegada, al- Hamdallah describió la visita como un “momento histórico” hacia la unidad del pueblo palestino y adelantó que el gobierno de unidad nacional comenzaría a asumir pronto sus responsabilidades en la Franja de Gaza.

Además de “las responsabilidades de seguridad y operaciones vinculadas a los cruces y fronteras”, agregó el primer ministro palestino, según reporte de la agencia palestina de noticias Ma’an.

“Llegamos a las órdenes del presidente palestino, Mahmoud Abbas, para anunciar al mundo, desde el corazón de Gaza, que el Estado palestino no puede estar sin una unidad política y geográfica entre Cisjordania y Gaza”, subrayó.

Sabemos, agregó, que la única manera de alcanzar nuestros objetivos es a través de la unidad, y proteger el sistema político palestino.

Al-Hamdallah también anunció que se han establecido varios comités para manejar los principales problemas que se enfrentan a la entrega del poder, como la administración de los cruces fronterizos y los pagos congelados de cientos de empleados de la ANP en Gaza.

De acuerdo con Ma’an, se espera que el futuro del ala militar de Hamas sea un punto de fricción importante en el proceso de reconciliación entre el gobierno de Abbas y el grupo islamista, que mantuvo por muchos años el control de la Franja de Gaza.

Abbas ha estipulado que Hamas desmantele su ala militar, las Brigadas Izz al-Din al-Qassam, aunque el jefe adjunto del politburó de Hamas, Moussa Abu Marzouk, insiste en que las brigadas no son un tema de discusión con la AP.

El proceso de reconciliación será suavizada por una delegación de seguridad egipcia, encabezada por el embajador egipcio en Israel, Hazem Khairat .

De acuerdo con la agencia oficial de noticias Wafa, la delegación de al-Hamdallah visitará una casa en el barrio de al-Shujaiyya, en la ciudad de Gaza, que fue destruida durante la ofensiva israelí de 2014 en el enclave costero, y celebrará reuniones con diversas facciones políticas.

Para mañana martes, el primer ministro palestino sostendrá la reunión semanal del gabinete de la ANP en el enclave y después se reunirá con la delegación que dirigirán a El Cairo para continuar las discusiones de reconciliación.

El 17 de septiembre pasado, Hamas acordó permitir que el gobierno de reconciliación nacional operará en la Franja de Gaza y disolvió su comité administrativo, poniendo fin a una división nacional del gobierno palestino, desatado en 2006 tras el triunfo del grupo islamista en las elecciones legislativas de 2006.

La decisión de Hamas fue tomada en respuesta a los recientes esfuerzos diplomáticos de Egipto por reconciliar a las facciones rivales, mientras que Abbas pidió a Hamas que abandone el control del pequeño territorio a la ANP.

Compartir