CDMX. Similiar a la película de Aladino, en la que una princesa renuncia al título real para seguir a su corazón y enamorarse de un plebeyo, Mako, la nieta del emperador japonés Akihito, anunció que contraerá matrimonio con su excompañero de la universidad.

De acuerdo con la Agencia del Hogar Imperial nipón, de realizarse la nupcia entre la princesa y el joven abogado Komuro, la primera perderá su estatus real, ya que la Ley de la Casa Imperial precisa que las mujeres integrantes de la familia real renuncian a éste al casarse con plebeyos, contrario a los hombres.

Debido a esta situación, la princesa de 25 años ahora pagaría impuestos como cualquier otro ciudadano de Japón.

Así, contrario a las películas, la familia real ha aceptado la relación entre Mako y Komuro

Compartir